5 años después se desmonta la “verdad oficial”

Concentración en Santiago. Quinto aniversario

El 24 de julio de 2013 el viaje terminó para siempre para 80 personas y se destrozaron otras muchas vidas, las de la gente que perdió a sus seres queridos. Para otros comenzó una dura batalla entre la vida y la muerte y dejó heridas que cambiaron nuestras vidas.

Durante 5 años, la maquinaria del Estado ha trabajado para eximir la responsabilidad de quienes fueron negligentes, tratando por todos los medios de echar toda la culpa al último eslabón de la cadena, el maquinista, evitando cualquier tipo de responsabilidad y contaminando a laopinión pública con mentiras.

Después de 5 años de lucha, hemos conseguido que se ponga en marcha una comisión de investigación en el Parlamento. Ha llegado la hora de que los responsables que ocupaban cargos decisivos den la cara y asuman su responsabilidad, ya que ninguno dimitió ni fue cesado y, para nuestra humillación, muchos han sido incluso premiados. (VIDEO)

Durante el mandato de José Blanco se publicitó a bombo y platillo la primera línea de alta velocidad en Galicia, asegurando que se incrementaba la seguridady que tanto la línea como el tren, contaban con los sistemas de seguridad que hubieran evitado el accidente.

La ex-ministra de Fomento, Ana Pastor prometió, tanto en privado como en sede parlamentaria, una investigación técnica independiente y plena colaboración con la justicia. Nos mintió.

Diferentes autos de los jueces han señalado la falta de colaboración con la justicia y tuvieron que pasar 4 años para que Adif y Renfe entregaran documentación clave.

Tuvimos que ir a Europa para que nos trataran como verdaderos ciudadanos, y finalmente la UE, pese a las presiones del Gobierno, desmontó en un demoledor informe la “verdad oficial” que con Ana Pastor a la cabeza, quisieron imponer:

Que se hizo una investigación independiente, que el maquinista era el único responsable y que el accidente no era de Alta Velocidad.

Con esta investigación “ad-hoc”, se pretendían ocultar 4 decisiones que involucran a diferentes gobiernos y que dejaron sin seguridad a los viajeros.

1. El cambio de proyecto original realizado por el ex-ministro socialista José Blanco, que suprimió el sistema de seguridad en el tramo más peligroso, donde aparece la primera curva después de una larga recta. Un proyecto que llevaba años aprobado y en ejecución.

2.La desconexión, con Ana Pastor al frente de Fomento, del sistema de seguridad ERTMS antes de la curva de Angrois, porque generaba retrasos. Se invirtieron más de 150 millones de € en un sistema que no estaba operativo y que hubiera evitado el accidente.

3. Hacer caso omiso al aviso por escrito, que hizo el jefe de maquinistas en diciembre de 2011 a altos cargos advirtiendo del riesgo en la curva de Angrois.

4.La no realización por parte de Adif del análisis y la evaluación de riesgos que exigía la normativa en la curva de Angrois.

La UE, el pasado mes de junio, dejó claro en un informe remitido al juez que la normativa obligaba a realizar una evaluación de riesgos y aplicar medidas de control en la curva de Angrois; y también realizarla siempre y cuando hubiera un cambio en las condiciones de funcionamiento. Renfe y Adif no lo hicieron. De haberlo hecho en cualquiera de estas 4 ocasiones se habrían evitando 80 muertes y más de 140 heridos.

EN MEMORIA DE LOS QUE DEJARON SU VIDA EN LAS VÍAS Y PARA QUE NO VUELVA A OCURRIR, EXIGIMOS VERDAD Y JUSTICIA