Accidente

¿LA CORRUPCIÓN MATA? LA CORRUPCIÓN PONE EN DUDA LA SEGURIDAD DEL AVE

 
LAS VICTIMAS DEL ALVIA QUEREMOS SABER LA VERDAD: QUE SE INVESTIGUEN LOS CONTRATOS PÚBLICOS DEL AVE DE SANTIAGO
 
Esta semana hemos conocido las grabaciones de conversaciones telefónicas entre diversos ex-cargos de ADIF que revelarían una grave trama de corrupción en esta empresa, que podría afectar a la seguridad del AVE en Barcelona.
 

Desde el maquinista Garzón hasta Ana Pastor, pasando por José Blanco

En principio, todo el mundo está con las víctimas, todos van a hacer lo posible por que se sepa la verdad sobre las causas del trágico accidente de Santiago que dejó 81 muertos y más de 140 heridos. Sin embargo, haciendo un análisis de los datos y hechos acontecidos en los dos últimos años nos encontramos con todo lo contrario: corporativismo, mentiras y ocultaciones.

2 AÑOS DE HUMILLACIONES, ENGAÑOS Y PREMIOS A LOS RESPONSABLES POLÍTICOS

La Plataforma Víctimas Alvia 04155, que agrupa a la mayoría de víctimas y familiares, tras dos años de la tragedia del accidente ferroviario más grave de la democracia, con 81 fallecidos y más de 140 heridos, denuncia públicamente el trato humillante que está recibiendo por parte del Gobierno del PP, del PSOE y de algunas instituciones públicas, generando, aún si cabe más dolor en las víctimas.

 

RATIFICACIÓN DE PERITAJES

La Plataforma Víctimas Alvia 04155, que agrupa a la mayoría de víctimas y familiares nos mostramos muy satisfechos con la ratificación del perito independiente César Mariñas, que ha demostrado ser el que tiene mas conocimiento en la materia y ha confirmado, ante las preguntas de los abogados, la rebaja en materia de seguridad que sufrió la línea y los incumplimientos en normativa de seguridad ferroviaria por parte de Adif.
 

¿QUIENES SON EL SR. LANCHARES Y DEL SR. NIÑO PARA DAR LECCIONES DE SEGURIDAD FERROVIARIA?

Los organizadores de un acto sobre SEGURIDAD FERROVIARIA deberían conocer la trayectoria profesional de sus ponentes antes de invitarles porque, como en este caso, corren el riesgo de que las actuaciones supuestamente profesionales de algunos de ellos puedan, como mínimo, sonrojarles.

Páginas